martes, 11 de octubre de 2016

Top10 Lovesongs (En habla no hispana)

Tras un breve periodo de descanso, volvemos a la carga con una nueva sección "TOP10" que tendrá cada vez una nueva temática, y para el estreno de la sección hemos decidido recurrir a los temas de amor, mas concretamente, a temas de amor interpretados en lenguas extranjeras.


10.- Je t'aime moi non plus: Se trata de un tema archiconocido que se mueve entre el ámbito del amor más profundo y los encuentros de cama. Un tema muy erótico, que no sexual. Con una base muy sutil y la sensualidad del idioma hacen de este, unos de los temas amoroso más conocidos de la historia.


9.- Ellie Goulding - Love me like you do: Tras el pelotazo de "Burn" y con el increíble hype de las "50 Sombras de Grey" Elli Goulding nos trae este tema como una oda al amor más puro con una base muy moderna y toques R&B, sin duda un tema que engancha desde la primera escucha y nos pone muy muy ñoños (cosa que nos encanta).


8.- Time of my life: Quién no ha visto "Dirty Dancing" ? todos nos hemos emocionado con la compleja historia de amor de los protagonistas con ese final tan épico (sed sinceros ese "porté"
lo habéis intentado en la piscina todos y el que lo niegue MIENTE).


7.- Bonnie Tyler - Total eclipse of the heart: Bonnie Tyler petándolo en todo el mundo nos trae este tema icónico de la música pop. Una escena oscura y un misticismo nos envuelve en este amor tan grande que nos ciega y ocupa toda nuestra vida... Bonnie te queremos aunque la cagaras en ESC.


6.- Barbra Streisand - Woman in love: La eterna voz, la mejor cantante de la historia para muchos nos trae una de las grandes baladas de la historia de la música. Una mujer enamorada que da su vida por su amor...visto así suena un poco machista, pero tengamos amplitud de miras y extrapolemoslo a todos nosotr@s... ¿Quién no ha sentido que perdía la vida por su amor?


5.- Sam Smith - Stay with me: La versión masculina de "Woman in love", la sensación de necesitar a tu otro yo, a la persona que mejor te entiende, te complementa y te aporta la felicidad necesaria para seguir adelante.


4.- Elton John - Your song: En cualquiera de sus versiones podríamos decir que "Your song" es uno de esos temas que nos transporta a una esfera diferente donde el amor lo inunda todo y los problemas desaparecen.


3.- Katy Perry - Unconditionally: Muchos pensaréis que hay otros temas que posiblemente merezcan mas entrar en el podio de honor de esta sección (Whitney, Mariah, Celine, etc), pero al igual que los clásicos tienen su lugar tenemos nuevos temas que merecen su reconocimiento y este es para nostros uno de ellos. Un tema que habla de un amor incondicional, sin prejuicios y sincero, un amor como debe ser.


2.- Kelly Clarkson - My life would suck without you: Quién dijo que los temas de amor tienen que ser ñoños, lentitos, dulces? Aquí tenemos un tema cañero que nos invita a la reflexión y a al lucha por nuestro sentimientos, puede que haya problemas, que en ciertos momentos las cosas no vayan del todo bien, pero cuando miras para dentro y ves que en el fondo todo da igual si pierdes a esa persona... hay que luchar por ello y no dejarlo escapar.


1.- Celine Dion - The power of love: Uno de los temas más versionados de la historia de la música, que nos dice que el amor lo puede todo... poco más que decir sobre este temazo.
Elegí la versión de Celine porque aunque vaya de moderneo uno siempre tiene a sus señoras que gritan en el corazoncito.



miércoles, 7 de septiembre de 2016

Britney Spears - Glory

Pasados ya unos días del enésimo regreso de la princesa del pop al panorama musical y habiéndolo digerido (o no) ya del todo, es hora de que Glory pase un exhaustivo examen en este blog. Que el noveno álbum de Britney Spears era uno de los más esperados del año nadie lo pone en duda, aunque hay que matizar el por qué: vale la pena recordar que Glory viene precedido del irrelevante Britney Jean, al que inundaba ese sonido tan cansino de will.i.am que cegó a la propia Britney, queriendo conseguir el mismo éxito que Scream & Shout. Pero como se suele decir, segundas partes nunca fueron buenas, y Britney Jean resultó ser el peor álbum de Britney y uno de sus fracasos en ventas más sonados. Tres años más tarde, Britney Spears está de vuelta en un cada vez más competitivo mercado musical en el que espera irrumpir de nuevo como lo hiciera gracias a ese gran Femme Fatale. ¿Le deparará este 2016 la gloria de la que una vez gozó? Solo el tiempo lo dirá.



1. Invitation: la apertura del álbum es toda una declaración de intenciones: Britney nos invita a un nuevo sonido que se aleja del que le ha reportado mayores éxitos. Los medios tiempos protagonizarán Glory y para muestra un botón. Invitation suena a una de esas intros que tanto se han puesto de moda en el pop, pero finalmente resulta ser una canción más, caracterizada por una ligera oscuridad, tanto en voz como en producción, algo muy poco común en la carrera de Britney.
Nota: 7

2. Make Me…: estrenado el 14 de julio, Make Me… fue el primer adelanto de Glory. Muchos esperaban un temazo rompepistas (como Edurne y su Amanecer) que devolviera a la princesa a las discotecas de todo el mundo y finalmente se encontraron con un medio tiempo que no a todos terminó de enganchar. Es cierto que Make Me… no es un tema pegadizo al 100% que entre a la primera, y es cierto que no es el mejor single de Britney, y menos si se trata de un regreso, pero tiene algo que poco a poco, escucha tras escucha, hace que se vaya quedando en la mente. La colaboración con G-Eazy es totalmente necesaria, le da un toque único y, sobre todo, hace que no suene a un descarte cutre de Mariah Carey.
Nota: 8.5


3. Private Show: se trata de uno de los countdown single de Glory que pudimos escuchar antes de su lanzamiento. Private Show, que además sirve para promocionar el nuevo perfume de Britney del mismo nombre, es un tema raro, muy raro. Deslumbra cierta picaresca en el ritmo e incluso a veces puede resultar gracioso y desenfadado, pero es algo que contrarresta el excesivo autotune de su voz, a caballo entre un bebé hambriento y un gato al que le acaban de pisar la cola.
Nota: 5

4. Man On The Moon: volvemos a los medios tiempos. Man On The Moon fue una de las canciones que solo con aparecer en el tracklist causaron revolución en Twitter. Suena a una mezcla entre la época de Everytime y ese Alien de Britney Jean, que es de lo poco salvable de ese despropósito hecho álbum. Mención especial requieren esos xilófonos que se encargan de dar al tema un toque un poco más diferente.
Nota: 6

5. Just Luv Me: otro de los temas que más revuelo causó antes del lanzamiento del álbum. Gracias a un audio de mala calidad se pudo intuir que sería una de las canciones más impactantes y alabadas de Glory. La voz de Britney suena sensual y elegante y la producción, cuidada al máximo, es una auténtica delicia. Just Luv Me se refleja en esa nueva vertiente de baladas dance como Good For You de Selena Gomez o Body Say de Demi Lovato. Que estamos ante un posible single es más que evidente.
Nota: 9.5

6. Clumsy: como diría la fantástica Gloria Estefan: ¡Oye! ¡Mi cuerpo pide salsa! Han pasado ya cinco canciones y la Britney que nos sacaba a bailar y a darlo todo en la pista de baile parece que ha desaparecido. Pero no, no por ahora. Llega Clumsy, otro de los temas que utilizó para promocionar el álbum, para hacernos levantar los brazos, saltar y cantar al ritmo de esos pegadizos “ooh ooh” y esos inocentes “oops”. Que a Britney le gusta dejar su toque de petardeo en cada disco que saca está más que claro y Clumsy cumple las características necesarias para hacerlo.
Nota: 9



7. Do You Wanna Come Over?: seguimos dándolo todo y llega el temazo de Glory. En el último adelanto del álbum, el funk y el dance oscuro de Blackout unidos a las notables influencias de Toxic dan lugar al tema que podría poner a Britney de nuevo en la cresta de la ola. Y es que Do You Wanna Come Over? es lo que se espera de ella: baile, sensualidad y juego que recuerdan por qué la princesa del pop es quién es.
Nota: 10



8. Slumber Party: siempre hay tiempo para ir a la barra y pedir una copa con la que recuperar un poco el aire y Slumber Party está para eso. Volvemos a un medio tiempo muy actual, con una melodía y un ritmo muy pegajosos entre los que destaca ese estribillo con influencias reggae, quizás más propias de Rihanna.
Nota: 7.5

9. Just Like Me: en el noveno corte del álbum nos encontramos con la parte un poco más íntima de Britney. Unas estrofas que podrían ser la versión acústica de cualquier otro tema se mezclan en perfecta sintonía con un estribillo dance que no termina nunca de explotar. Agradable escucha para una canción que cumple de forma agradable su función: rellenar.
Nota: 6.5

10. Love Me Down: los dos mejores álbumes de Britney nutren al décimo tema del disco. La parte dance y electrónica de Femme Fatale protagoniza las estrofas de Love Me Down, mientras el estribillo bebe de las influencias de Blackout. No estamos ante un mal tema, pero es cierto que hay una evidente descompensación entre las dos partes, y es que las estrofas destacan por encima de un estribillo, que si bien es oscuro e interesante, pierde fuerza en ese bucle cansino y repetitivo del título.
Nota: 7

11. Hard To Forget Ya: si con la canción anterior hablaba de dos partes diferencias en estilo y sonido, Hard To Forget Ya no se queda atrás. Mientras en Love Me Down ambas cohesionaban de buena manera, en esta se queda a medio gas y el hecho es esperar una explosión que finiquite con holgura unas estrofas que, de nuevo, vuelven a estar por encima de un estribillo altamente pegadizo pero inevitablemente taladrante.
Nota: 6

12. What You Need: que a Britney le gusta el autotune un poco más que a otros cantantes es cierto, pero que en este tema parece que la desaparecidísima Duffy se ha adueñado de su paupérrima voz también es muy cierto. Comparaciones aparte, What You Need cierra la versión standard de Glory y lo hace de una manera original. Britney nos vuelve a ofrecer un cambio de estilo enfundándose las plumas y las botas altas para introducirnos en un cabaret, aunque sin la garra y la fuerza necesarias para cerrar un disco en condiciones.
Nota: 5

BONUS TRACKS

13. Better: si no fuera por la inconfundible voz de la princesa, Better podría ser un tema más de Major Lazer o de su versión española, Yall. Es innegable que suena actual y moderna, pero también es innegable que suena manida, que suena a una más entre un millón que  posiblemente sean iguales o mejores que Better.
Nota: 6

14. Change Your Mind (No Seas Cortés): si hay algo en lo que no habíamos visto a Britney era en los ritmos latinos. Change Your Mind es un tema sorprendente, especial y, sobre todo, muy ambicioso. Suena diferente a todo lo escuchado anteriormente pero sin perder esta pizca identificativa de Britney Spears. ¿La única pega? Hubiera estado genial que el puente hablado en español lo hubiera pronunciado la propia cantante y no una que pasaba por allí… ¡qué decepción!
Nota: 8

15. Liar: si hay una canción en Glory que identifique al 100% quién es Britney Spears es esta. Liar es una oda a toda su carrera y un homenaje a todos esos singles que la convirtieron en un icono del pop. Todos los ingredientes que forman un perfecto hit del pop se reúnen en este Liar, desde un ritmo marcado y una llamativa armónica hasta un estribillo in crescendo que hará morir de placer a los verdaderos amantes del pop y, sobre todo de Britney.
Nota: 9.5

16. If I’m Dancing: si Britney Jean es el despropósito hecho álbum, el despropósito hecho canción de Glory es If I’m Dancing. Este batiburrillo de sonidos puestos unos detrás de otros sin ton ni son y sin gracia alguna cortan el rollo y el gustazo cogidos después de la magnífica Liar.
Nota: 2

17. Coupure ÉlectriqueBritney cierra Glory con su primer tema en francés. Derrochando sensualidad en su voz y casi susurrando, se desenvuelve con facilidad en un tema oscuro que derrocha erotismo, potenciado por un beat muy marcado que pide a gritos una coreografía sexy a la altura.
Nota: 7




CONCLUSIÓN

La princesa del pop ha crecido y ya no es la misma que bailaba con soltura Baby One More Time y I’m A Slave 4 U; sus coreografías han perdido esa naturalidad y ese punto de timidez que las caracterizaron en el pasado para dejar paso a una mezcla de poses sensuales que, de vez en cuando, une con algún paso de baile. Algo así le ha pasado con su música: Britney Spears no ha hecho un álbum para la historia y ni mucho menos a la altura de Blackout o Femme Fatale, pero ha vuelto y esta vez sí que lo ha hecho en condiciones. Con Glory, ha intentado pizca a pizca crear un disco con lo mejor de su trayectoria, sin olvidarse de que la música evoluciona y de que hay que adaptarse a los nuevos tiempos, pero sin perder ese ápice de autenticidad que hace no mucho tiempo convirtió a Britney Spears en la estrella idolatrada de la música pop.

Nota media: 7


jueves, 2 de junio de 2016

Ariana Grande - Dangerous woman

DANGEROUS WOMAN – Ariana Grande


El pasado 20 de mayo veía la luz el tercer y esperado álbum de Ariana Grande: Dangerous Woman. Desde octubre, la estrella de 22 años venía ofreciendo adelantos a través de Snapchat y Twitter del previamente llamado Moonlight. Focus era el primer anticipo para esta nueva etapa, un tema que recordaba a su archiconocido Problem, que tantas alegrías le ha dado. Finalmente, Ariana dilapidó Focus (solo está incluido en la edición japonesa) debido a un cambio de estilo en este álbum.

Después de conseguir el éxito patrio con Yours Truly y el mundial con My Everything, la joven quiere perpetuar su fama con un nuevo trabajo (el tercero en cuatro años) producido en su mayoría por un equipo con multitud de hits a sus espaldas, como Max Martin, Ilya Salmanzadeh, Savan Kotecha o Alexander Kronlund. Ariana Grande ha demostrado ya en muchas ocasiones que posee una técnica vocal envidiable y ahora pone su mirada en la carrera por el codiciado trono en la música pop con un álbum mucho más maduro y sensual.



1. Moonlight: El disco abre con el tema que pretendía nombrar al álbum en un principio. Moonlight es una balada que perfectamente podría verse incluida en Yours Truly y que nos traslada a una atmósfera angelical, potenciada por la dulce voz de Ariana. El por qué de esta canción abriendo el álbum es un misterio; no destaca nada y no representa el espíritu ni la idea que se pretende dar con el disco.
Nota: 6 



2. Dangerous Woman: Si Ariana cambió el título y utilizó este tema como nombre para su nuevo trabajo fue por algo. Y es que Dangerous Woman, que es el primer single oficial, sí representa y sí nos introduce en el estilo y la sensualidad que se quiere mostrar; la chica que gritaba a los cuatro vientos que quería ser libre ha pasado a darnos un toque de erotismo y sutilidad gracias a este tema producido por Max Martin, cuyo estilo recuerda levemente a Earned It de The Weeknd. Además, para los amantes de las versiones a cappella, en su cuenta oficial de YouTube Ariana ofrece un vídeo en el que solo ella y su voz enganchan al primer instante. Pese a no haber reventado las listas de ventas, ha conseguido lo que ningún artista había logrado en los 57 años de Billboard Hot 100: debutar en el TOP 10 con el primer sencillo de cada uno de sus tres álbumes.
Nota: 8,5 



3. Be Alright: Fue el segundo tema que conocimos del álbum. Ariana lo estrenó como countdown single y lo interpretó en directo en el programa Saturday Night Live con una coreografía y una voz impecables. Be Alright es un tema pop-house que bien podríamos escuchar de fondo en cualquier Zara mientras nos probamos unos skinny jeans o una camiseta con animal print. Además sirve como inicio de la tanda más rítmica del disco.
Nota: 8 



4. Into You: El cuarto corte de Dangerous Woman no es una canción más y tampoco es una de las mejores del álbum, sino que directamente es el mejor tema. Podríamos considerar a
Into You como la continuación de esa maravilla llamada Love Me Harder incluida en My Everything. De nuevo un Max Martin inspiradísimo y ayudado por Savan Kotecha, Alexander Kronlund e Ilya Salmanzadeh ha hecho que un tema dance-pop suene elegante y actual y se aleje de las producciones manidas y sin sentido que inundan el panorama musical actual, sobre todo cuando éste se acerca al EDM y al ritmo comercial. Sin duda alguna, Ariana Grande ha acertado convirtiéndolo en el segundo single de cara a un verano que está cada vez más a la vuelta de la esquina.
Nota: 10 



5. Side To Side (con Nicki Minaj): ¡Qué sería de un álbum de una estrella pop americana sin la aparición estelar de Nicki Minaj! Tras la primera toma de contacto en Bang Bang, junto a la desaparecida Jessie J, y la continuación en ese gran Get On Your Knees incluido en el último álbum de la rapera, Side To Side se convierte en la tercera colaboración entre las dos divas. Y es que como se suele decir, no hay dos sin tres, y este tema reggae-pop que no debería ser descartado como posible single, es divertido y transmite un buen rollo que no se puede dejar escapar.
Nota: 9 



6. Let Me Love You (con Lil Wayne): La segunda colaboración viene de la mano de otro rapero, esta vez masculino. Lil Wayne acompaña a Ariana en una de las pistas más explícitas, oscuras y sensuales de todo el álbum. Let Me Love You es un tema puramente R&B, que según palabras de la cantante fue la primera canción que formó parte del álbum. Además, para delicia de todos cuenta con videoclip oficial sin ser single.
Nota: 7,5 



7. Greedy: Cambiamos totalmente de estilo y esta vez la pista de baile nos espera para disfrutar de este tema disco claramente influenciado por el funky que tanto han puesto de moda Mark Ronson y Bruno Mars con Uptown Funk. Es imposible no escuchar esta canción sin mover los pies y chasquear los dedos. Suena alegre y sexy, y es pegadiza a más no poder. Greedy es ese tema que puede pecar de simplón y facilón pero que como single funcionaría a las mil maravillas.
Nota: 9,5 



8. Leave Me Lonely (con Macy Gray): Después de una buena ración de baile, el octavo tema nos relaja de nuevo. De la mano de Macy Gray, la tercera colaboración del álbum nos lleva al ese característico soul de los años 60. Las voces de ambos artistas empastan a la perfección, en una canción marcada por un piano de fondo al más puro estilo Feeling Good y en la que un coro acompaña a las dos voces principales prácticamente durante todo su desarrollo. En Leave Me Alone, Ariana Grande vuelve a hacer muestra una vez más de la versatilidad de sus cuerdas vocales.
Nota: 8,5 



9. Everyday (con Future): Cuarta y última colaboración de Dangerous Woman. Future, que se dio a conocer por primera vez al gran público colaborando con Rihanna en Unapologetic,
se une esta vez a Ariana Grande en este tema de corte más urbano, en el que el EDM y el hip-hop se mezclan con una constante repetición de “everyday, everyday, everyday…” que puede llegar a chirriar en alguna ocasión y que nos puede recordar de alguna manera al “one less problem without you” de Big Sean en Problem. Everyday es esa clase de tema que va ganando con las escuchas.
Nota: 7,5 



10. Sometimes: En esta décima canción vuelve la Ariana del primer álbum. Sometimes es un tema pop agradable, en el que la sombra de Mariah Carey aparece de nuevo. Entra con facilidad, apoyado por una voz masculina que ayuda a aquellos cuya asignatura pendiente es el inglés a seguir la canción al golpe de un básico “lalalala”.
Nota: 7 
 

11. I Don’t Care: La undécima canción de Dangerous Woman la forma el tema soul y R&B I Don’t Care. Y es que al público le hubiera dado igual si esta canción se hubiera quedado fuera del setlist. No aporta prácticamente nada y pasa totalmente desapercibida.
Nota: 4

 

12. Bad Decisions: Vuelve el ritmo en la duodécima pista gracias a la producción, de nuevo, de Max Martin e Ilya Salmanzadeh. Ariana se desenvuelve a las mil maravillas en este tema pop con pequeños toques hip-hop. No sería descabellado pensar que se convirtiera en uno de los singles del álbum, cuando éste dé sus últimos coletazos.
Nota: 8 



13. Touch It: El aroma de Into You se refleja de nuevo en este tema, un poco más oscuro y duro de escuchar que el primero. Ariana vuelve a destacar sobremanera en una canción de corte completamente synthpop en la que su voz suena sexy y elegante y en la que puede hacer gala de todos esos giros a los que nos tiene acostumbrados. La mezcla Max Martin y Ariana Grande nuevamente nos vuelve a dejar otro gran tema como Touch It.
Nota: 9,5 



14. Knew Better / Forever Boy: dos canciones en una componen la penúltima pista del álbum, que cuenta con la colaboración de Ryan Tedder, vocalista de la banda One Republic, entre otros. La primera, de un minuto y medio de duración, es una especie de interludio que tenía previamente un título diferente: Nobody Like Me. Después, un cambio de estilo que ahonda más en el house introduce a Forever Boy. Esta segunda parte de la canción es sin duda más escuchable y amena que la primera.
Nota: 6 



15. Thinking Bout You: Ariana cierra esta edición deluxe de Dangerous Woman con este medio tiempo de corte dance. Es uno de los temas en los que la joven hace un mayor despliegue vocal y se convierte en una buena y bonita manera de terminar este tercer proyecto en su carrera musical.
Nota: 7 




CONCLUSIÓN:

Ariana ha jugado a ser la chica mala del pop y no le ha salido nada mal. Ha dejado de lado el pop y el R&B que caracterizaron su primer álbum y ha relegado las baladas insustanciales que entorpecían el camino en My Everything. Dangerous Woman sigue la estela que dejó la poderosa Love Me Harder, alabada por la crítica y el público a partes iguales. Ariana Grande no ha madurado solo físicamente, aunque ella siga en su bucle fotográfico de morritos allá donde se precie, sino que artísticamente ha dado un paso de gigante. Acompañada del estilo y la elegancia de sus producciones y de la sutilidad y la sensualidad de sus letras, ha dejado claro una vez más que se puede ser sexy y femenina sin caer en la chabacanería y en la vulgaridad que en ocasiones parecen inundar el panorama musical.

NOTA MEDIA: 7,8 

Como regalito os dejamos la versión a capella de "Dangerous woman"